jara_desbroceitor

thumb
Después de Riglos, como ultima parada de nuestro viaje optamos por un sitio tranquilo y poco masificado.
A unas dos horas y media de Madrid tenemos esta escuela deportiva tranquilita y con un aliciente especial, un refugio con fogon-chimenea, bomba de agua potable con una pila y una placa solar con la que encender una luz al caer la noche…

leer más… »